¿Puedo renovar el permiso de conducir si padezco un trastorno psicológico?

A la hora de renovar el permiso de conducir, pueden aparecer ciertas preguntas en el caso de que tengamos o hayamos padecido algún trastorno mental. En este artículo vamos a detenernos a explicar algunas de ellas.


Cuando acudimos a realizar la revisión médica y psicotécnica para validar nuestra aptitud psicofísica y renovar el permiso de conducir debemos realizar una serie de pruebas que explicamos en nuestro anterior post "Revisión médica carnet de conducir". Además el médico y el psicólogo nos harán una serie de preguntas para poder realizar una pequeña historia clínica de cada paciente. Entre ellas, si ha estado alguna vez en tratamiento psicológico o psiquiátrico.

En el caso que se haya padecido o se padezca alguna enfermedad mental deberá aportarse un informe psiquiátrico en el que se contemple que el paciente es APTO para renovar su permiso.


¿Cuáles son las normas que marca Tráfico respecto a las restricciones para los trastornos psicológicos? Para poder responder mejor haremos una clasificación en tres grandes grupos.


01. Trastornos cognoscitivos: trastornos de tipo delirium, demencias y amnésicos. Hay una carencia o una falta en las funciones mentales, sobretodo en lo referente a la memoria. En el caso de este primer grupo de trastornos Tráfico marca una restricción máxima de un año siempre y cuando hay un dictamen favorable del profesional.


01. Trastornos de personalidad. Estos se caracterizan por ser unos patrones que se repiten de una manera continuada a lo largo de la vida, son inflexibles, poco cambiantes, y no se adaptan a la cultura de la persona, produciéndoles un gran malestar. Estos trastornos se deben analizar pormenorizadamente sobretodo cuando implican conductas antisociales de tipo agresivo. En este caso, Tráfico no lo reconoce como trastorno grave, y no marca ninguna restricción.


01. El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y comportamiento perturbador. Estos trastornos se caracterizan por un alto nivel de distracción, el paciente sufre de períodos de atención breve, inquietud motora, nerviosismo, inestabilidad emocional e impulsividad. En estos casos lo que dice la ley es que no deben existir este tipo de trastornos acompañados de conductas agresivas o violaciones graves de las normas que implique riesgo en la conducción. En estos casos, como ocurre en el anterior grupo, Tráfico no marca ninguna restricción.


Trastornos esquizofrénicos y otros trastornos psicóticos: Son trastornos mentales que dificultan establecer la diferencia entre experiencias reales e irreales, pensar de manera lógica, tener respuestas emocionales normales y comportarse normalmente en situaciones sociales. Según el RD 818/2009 dice que no debe existir esquizofrenia ni trastorno delirante. Tampoco se admiten otros trastornos psicóticos que presenten incoherencia, pérdida de la capacidad asociativa, ideas delirantes, alucinaciones o conducta violenta; o que por alguna otra razón implique riesgo para la seguridad vial. En este grupo de trastornos, Tráfico marca una restricción máxima de un año siempre y cuando haya un dictamen favorable del profesional (neurólogo o psiquiatra).


Trastornos disociativos: Son trastornos mentales que se caracterizan por una pérdida parcial o completa de la integración psíquica normal, en especial de la memoria y de la conciencia de la propia identidad o personalidad. Obedecen a un origen probablemente psicológico y muestran una estrecha relación temporal con acontecimientos traumáticos, problemas insolubles, insoportables o relaciones interpersonales alteradas. Se observa en los pacientes con estos trastornos malestar clínico significativo o deterioro en el plano social, laboral o en otras áreas del desarrollo personal. Se conserva intacto el contacto con la realidad, diferenciándose de los trastornos esquizofrénicos. En este caso, Tráfico no marca restricción al no considerarlo grave.


Trastornos del sueño de origen no respiratorio: Se trata de un grupo de trastornos que cursan con alteración del ciclo del sueño ya sean de origen primario o derivados de otros trastornos mentales, enfermedad médica o por consumo de sustancias. El RD establece que no se admiten casos de narcolepsia o trastornos de hipersomnias (sueño excesivo) diurnas de origen no respiratorio, ya sean relacionadas con otro trastorno mental, enfermedad médica o inducida por sustancias. Tampoco se admiten otros trastornos del ciclo circadiano (sueño/vigilia) que supongan riesgos para la conducción. En los casos de insomnio se prestará especial atención a los riesgos asociados al posible consumo de fármacos. En este grupo, Tráfico no marca restricción como en el grupo anterior.


En el siguiente post hablaremos de qué ocurre en el caso de otras enfermedades como diabetes, enfermedades respiratorias, epilepsia, etc.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Google+ Basic Square

Demani informació

​© Copyright 2023 Compañía de Mudanzas. Creado con Wix.com